martes, 18 de abril de 2017

¿De dónde viene la expresión "Salvado por la campana"?



La expresión "Salvado por la campana" para algunos se originó como una referencia a las personas que eran enterradas vivas. Si alguien en estado de coma o catatónico u otra circunstancia, era erróneamente declarado muerto y enterrado, podía tocar una campana que estaba al lado del ataúd para avisar de su "resurrección. La idea era plausible porque el miedo a ser enterrado vivo era y es real.

Se patentaron varios dispositivos, en Inglaterra y en los EE.UU. Se les conocía como 'ataúdes de seguridad' y los diseños se registraron desde el siglo XIX, hasta 1955. No hay evidencias que demuestre que alguien fue salvado por estos ataúdes o incluso que alguna vez se utilizase.


Safety coffin
FUENTE

Para otros el "Salvado por la campana" es una expresión empezó a ser utilizada en el argot boxeístico en la segunda mitad del siglo XIX. Un boxeador que estaba en peligro de perder un combate podía ser 'salvado' de la derrota por el sonido de la campana que marcaba el final de un round. La primera referencia a esto se pudo encontrar en el periódico de Massachusetts "Fitchburg Daily Sentinel" en febrero de 1893. En el artículo sobre un combate decía "Martin Flaherty fue derrotado por Bobby Burns en 32 rounds. Seis veces Flaherty fue salvado por la campana en en otros rounds anteriores."


Vía: Phrases.org



viernes, 31 de marzo de 2017

La nariz más famosa del metro de New York


Una de las figuras más iconoclastas de la historia de la ciudad de Nueva York, fue James Kelly. Durante décadas, “maloliente” Kelly caminaba por los andenes del metro, con sus sentidos aparentemente sobrehumanos, para localizar las  fugas en el extenso sistema de metro de Nueva York.

El metro de Nueva York hoy en día, está equipado con máquinas de alta tecnología para controlar el aire, en busca de posibles señales de peligro; acumulación de gas, agentes biológicos o químicos. Sin embargo, en los primeros días del metro, la detección de estos peligros correspondía a los trabajadores del metro. Y no había nadie mejor en el "oficio" que Kelly.

Nacido en Irlanda en 1898, Kelly como muchos irlandeses, terminó en Nueva York y comenzó a trabajar como ingeniero de mantenimiento de la Autoridad de Tránsito en 1926. Kelly decía que todo lo que se necesitaba para ser un buen detector de fugas subterráneas era “oídos rápido, buena nariz y los mejores pies”.

"Smelly" Kelly, using his famous nose.
James Kelly  FUENTE

Sólo tomó un par de años para que Kelly se ganase su reputación por su asombrosa habilidad para localizar fugas que nadie más podía encontrar. A Kelly se le dió un pequeño equipo de ayudantes que estaban disponibles durante todo el día. Kelly y su equipo se encargaban de caminar por el metro de Nueva York, en busca de fugas. Las hazañas de Kelly pronto le convirtieron en una leyenda local.

Caminaba todos los días 16 kilómetros, en busca de manchas de humedad u otras señales de fugas, usando algunas herramientas poco ortodoxas que el propio Kelly había diseñado. Entre ellas estaba la “Aquaphone”, un receptor de teléfono estándar con un alambre de cobre unido al diafragma. El extremo final del cable tocaba las bocas de incendio y si se escuchaba un silbido es que una fuga estaba próxima. Otra de sus creaciones era un estetoscopio al que se había unido una barra de acero, que tocaba al pavimento para escuchar las posibles fugas.

La historia más sensacional del sentido del olfato de Kelly, fue cuando situó en la estación de la calle 42, un hedor que había impregnado el metro. Kelly localizó la fuente del olor. Su afirmación fue correcta. La estación en cuestión había sido construida por debajo de la ubicación del viejo hipódromo. En el hipódromo a menudo actuaba un circo, y las capas de heces de los elefantes habían terminado enterradas en el lugar. Una tubería principal de agua había rehidratado el estiércol fosilizado y se había filtrado en el metro.

Kelly, tenía otro don, que consistía en encontrar anguilas y peces que taponaban las tuberías. A principios de 1940, no era raro que los peces que se extraían de los depósitos del sistema de agua de la ciudad, terminaban atrapados en las tuberías. Pero su pesca subterránea fue interrumpida en 1950, una vez que se instalaron rejillas de malla en el sistema de agua de la ciudad.

Vía: Atlas Obscura

martes, 28 de marzo de 2017

Max Baer el púgil con la Estrella de David que derrotó al boxeador favorito de Hitler


Maximiliano Adelbert "Max" Baer (1909 - 1959) fue un boxeador de la década de 1930. Nació en Omaha, Nebraska, su abuela paterna era una judía alemana. Baer se convirtió en profesional del boxeo en 1929.

Max Baer con su calzón con la Estrella de David  FUENTE


Baer tenía una pegada terrorífica. En 1930 durante una pelea con Frankie Campbell por el título oficioso de Campeón de la Costa del Pacífico. Tras darle una serie de duros golpes, Campbell cayó en la lona, una ambulancia lo trasladó al hospital donde fue acompañado por su esposa y el propio Baer. Al día siguiente murió. El incidente con Campbell hizo que Baer tuviese la reputación de ser un "asesino" en el cuadrilatero. Baer fue acusado de homicidio, siendo absuelto de todos los cargos, pero la Comisión de Boxeo del Estado de California, aunque le prohibió cualquier actividad en el ring dentro del Estado durante un año.

El 8 de junio de 1933, Baer luchó y derrotó (por nocaut técnico) al peso pesado alemán y ex campeón del mundo, Max Schmeling , en el estadio de los Yankees. Schmeling era el púgil favorito de Adolf Hitler. El tabloide nazi "Der Stürmer" atacó públicamente a Schmeling por luchar contra un no ario. Antes de la pelea Hitler convocó a Schmeling para una reunión privada donde aleccionó a Schmeling para que en sus encuentros con la prensa norteamericana, negase las noticias sobre la persecución de los judíos en Alemania. Cuando Schmeling llegó a Nueva York, hizo lo que le pidió Hitler, y negó problemas de antisemitismo en su país.

Max-schmeling.jpg
Schmeling  FUENTE

A pesar de la Gran Depresión, sesenta mil personas asistieron a la pelea. Baer, que tenía ascendentes judíos, llevaba en los calzones la estrella de David, un símbolo que ya le acompañó en todos sus futuros combates. Schmeling fue derribado en el décimo asalto y ya no se levantó. Baer se convirtió en un héroe entre los judíos. La estrella de cine sueca Greta Garbo consideró la derrota de Schmeling, una "mini-victoria" sobre el fascismo alemán, y le invitó a Hollywood al set del rodaje de "La reina Cristina". Esto era un suceso excepcional pues la diva, exigía total privacidad cuando rodaba no dejando entrar en sus rodajes ni al mismísimo dueño del estudio, Louis B. Mayer.

FUENTE

Con el tiempo se supo que Schmeling ayudó a su mánager y a su esposa Anny Ondra a salir de Alemania, ambos eran judíos. También se sabe que arriesgó su vida para salvar a dos niños judíos de la persecusión nazi en 1938. Sirvió como paracaidísta en el ejército alemán, los continuos saltos acabaron con sus tobillos y lo retiraron del boxeo.

En 1934, Baer, se convirtió en campeón mundial de boxeo. Baer fue incluido en el Salón de la Fama del Boxeo en 1968, siendo considerado como uno de los mejores pegadores de la historia del boxeo.

Baer tuvo también una carrera como actor. Participó en casi 20 películas, e hizo varias apariciones en especiales de televisión. Murió el 21 de noviembre de 1959.


Vía: Wikipedia

domingo, 26 de marzo de 2017

Covers XV (Versiones para un primer domingo de Primavera)


Pues sí,  de nuevo versiones de canciones, un clásico de este blog que ya va por su decimoquinta entrada. Por supuesto distintos ambientes musicales, distintos intérpretes, versiones clásicas, alternativas... en fin la subjetividad al poder. Si te gusta ya sabes hay catorce entradas más.



AMARAL versiona a LORI MEYERS




IMELDA MAY versiona a GLORIA JONES




CORIZONAS versiona a PINK FLOYD




CATFISH AND THE BOTTLEMEN versiona a THE KILLERS




PANIC!AT THE DISCO versiona a RADIOHEAD




FINE YOUNG CANNIBALS versiona a BUZZCOCKS




FLYING PICKETS versiona a YAZOO




THE PAUL DUNTON ORCHESTRA versiona a RADIOHEAD




ALICIA KEYS versiona a COLDPLAY




NORAH JONES versiona a WILCO




jueves, 23 de marzo de 2017

Cuando a Churchill se le prescribió alcohol, para saltarse la Ley Seca


Winston Churchill tenía una gran afición por la bebida. Bebía champagne en cada comida y whisky durante todo el día, rematando con brandy antes de dormir. Cuando Churchill hizo una visita a los Estados Unidos en 1931 para una gira de conferencias, estaba vigente la Ley Seca. El tenía que encontrar una manera de evitarla.

Por suerte para Churchill, mientras que el alcohol estaba prohibido en términos generales, se le seguía considerando una ayuda valiosa para algunas enfermedades. Esto dependía de un médico, había algunos dispuestos a escribir una receta para ayudar con los "síntomas".

Churchill tenía que encontrar un síntoma digno de ser tratado con grandes cantidades de alcohol. La casualidad quiso que tuviese un accidente al salir de un taxi en la ciudad de Nueva York. Con el típico error inglés de mirar en el trayecto equivocado, Churchill fue alcanzado por un coche y trasladado al hospital.

Cuando salió del hospital, Churchill fue enviado a ver al doctor Otto C. Pickhardt, y después de un examen rápido, el Dr. Pickhardt llegó a la conclusión de que la solución que afligía al futuro primer ministro, era no menos de seis tragos de alcohol en las comidas , aunque podría consumir más si lo necesitaba. Churchill había encontrado su solución al problema de la prohibición en EEUU y se quedó cómodamente lubricado durante el resto de su estancia en el país norteamericano.


FUENTE



Vía: Vinepair


domingo, 19 de marzo de 2017

Alexandra Scott: La niña que luchó contra el cáncer con su puesto de limonada


Todo comenzó con un puesto de limonada en el patio delantero de su casa. Tenía sólo cuatro años de edad, y Alex, consiguió su primera recaudación de fondos contra el cáncer, nada menos que dos mil dólares. A su muerte en el año 2004, Alex había recaudado un millón de dólares, inspirando un legado de esperanza para la cura del cáncer infantil.

FUENTE

Alexandra "Alex" Scott nació en Manchester, Connecticut el 18 de enero de 1996. Poco antes de su primer cumpleaños, fue diagnosticada con neuroblastoma, un tipo de cáncer infantil. Los médicos informaron a sus padres que si ella superaba el cáncer, era muy dudoso que pudiese caminar. Dos semanas después, Alex movió ligeramente su pierna, a petición de sus padres para patear. Este fue el primer indicio de que iba a ser una niña valiente y de grandes logros.

Con dos años de edad, trabajó duro para ganar fuerza y aprender a caminar. Ella parecía luchar contra el pronóstico médico. Pero todo se hizo añicos cuando se descubrió que sus tumores habían empezado a crecer de nuevo. En el año 2000, al día siguiente de su cuarto cumpleaños, Alex recibió un trasplante de células madre. Le dijo a su madre: "Cuando salga del hospital quiero tener un puesto de limonada." Ella quería dar el dinero a los médicos para que ayudasen a otros niños. Fiel a su palabra, tuvo el primer puesto de limonada ese mismo año con la ayuda de su hermano mayor consiguiendo la increíble cantidad de dos mil dólares para "su hospital."

Mientras que valientemente luchaba contra el cáncer, Alex y su familia continuaron manteniendo puestos de limonadas anuales en su patio delantero para recaudar fondos para la investigación del cáncer infantil. Personas de todo el mundo, montaron sus propios puestos de limonada y donaron las ganancias a Alex y a su causa.

En agosto de 2004, Alex falleció a la edad de ocho años, a sabiendas de que, con la ayuda de los demás, había recaudado más de un millón de dólares. La familia de Alex y colaboradores en todo el mundo se han comprometido a continuar su legado inspirador a través de una fundación "Alex's Lemonade Stand".




Vía: Alex Lemonade Org


domingo, 12 de marzo de 2017

Cuando Disneyland fue invadido por los hippies


Hasta finales de 1960, los visitantes masculinos con pelo largo que iban a Disneyland eran parados en las puertas del parque, donde cortésmente se les informaba que no cumplían con el código de vestimenta (no escrito) de Disneyland y no se les permitía entrar en el parque.

El código de apariencia de Disneyland para los empleados, instituido en la década de 1950, prohibía a los empleados varones tener bigotes, barbas o el cabello largo. Pues era una imagen negativa para muchos estadounidenses, que asociaban las barbas y bigotes con los hippies de la década de los sesenta.  A Jim McGuinn, fundador de The Byrds, no se le permitió entrar en Disneyland en 1964 por su corte de pelo. Las mujeres que llevaban camisetas sin mangas o minifaldas tampoco podían entrar en el recinto.

La política de "no al pelo largo" de Disneyland terminó un día en 1970, cuando las instalaciones fueron invadidas por los yippies (hippies urbanos). El 6 de agosto de 1970, Disneyland no fue "El lugar más feliz en la Tierra" como dice su lema. El lugar fue tomado por un grupo de radicales de pelo largo, conocidos como Yippies. Un yippie era un miembro del Partido Internacional de la Juventud, una extensión anti-autoritaria del movimiento anti-Vietnam. Su objetivo principal era llamar la atención sobre los males del capitalismo y la guerra de Vietnam. Tampoco estaban muy contentos con las estrictas políticas de Disney en cuanto a vestimenta y longitud del cabello. Aunque en aquel momento estos códigos de vestimenta ya estaban más  relajados.

FUENTE

FUENTE

La invasión anunciada el día anterior, fue contrarrestada, por la policía antidisturbio, de unos cien mil, sólo unos 200 entraron en el parque. Donde había unos 25 mil visitantes. Los Yippies se dirigieron a la isla Tom Sawyer, donde "capturaron" Castle Rock, levantando una bandera del Viet Cong. Tras izar una bandera roja y negra con la hoja de marihuana junto a la bandera norteamericana, empezaron los enfrentamientos con los visitantes. Lo que obligó a las autoridades del parque a cerrarlo a las siete de la tarde, la única vez en la historia que el parque ha cerrado sus instalaciones antes de la hora de cierre.

FUENTE

FUENTE



A principios de este siglo, Disney decidió modificar su política y permitió a sus trabajadores dejarse el bigote o las barbas pero eso sí, bien recortadas.


Fuentes: Snopes y Disney Avenue

Archivo del blog